Consejos

Los 5 problemas típicos al abrir una piscina

El verano está a la vuelta de la esquina, y eso se empieza a notar. Las clases están acabando, el buen tiempo se está empezando dejar ver y las piscinas también se tienen que empezar dejar ver. 

Para que todo vaya sobre ruedas cuando abras tu piscina, te traemos este post para que estés al tanto de los 5 problemas más comunes con los que te puedes topar al abrirla, y la solución ante cada uno de ellos.

1. Fugas de agua

Una fuga de agua en una piscina puede tener varias causas, pero vamos a centrarnos en la principal y más fácil de ver: en la superficie. Las bombas pueden tener fugas desde el sello del eje o desde la tubería que sale de la parte superior de la bomba. Tanto en un caso como en el otro, parece gotear justo desde la parte inferior de la bomba donde se conecta el motor. Los filtros de piscina también pueden tener fugas furtivas. 

Busca fugas en el tapón de drenaje, en la banda de sujeción o en el purgador de aire. Otras áreas propensas a sufrir fugas son las válvulas multipuerto del filtro. Por último, comprueba si hay fugas en la piscina. Las fugas alrededor de la abertura del skimmer y a través del conducto del cable de luz de la piscina son buenos lugares para comenzar.

Cómo arreglar una piscina con fugas

  1. Revisa la línea de retrolavado para ver si hay fugas en la válvula multipuerto.
  2. Prueba el skimmer con tinte para detectar fugas en el lugar donde el skimmer se encuentra con la pared.
  3. Sella un conducto de luz de piscina con fugas con silicona o masilla para piscinas.
  4. Prueba de tinte sospecha de grietas en el yeso o desgarros del vinilo.
  5. ¿Fugas en la junta tórica? Retirar y limpiar con un trapo, luego lubricar.

Siempre puedes contactar con nosotros, expertos en reparación de piscinas, para solucionar el problema.

2. Fugas de aire

Las fugas de aire tienen lugar cuando la bomba aspira cantidades excesivas de aire. El culpable más habitual de este tipo de fugas son juntas desgastadas, conexiones sueltas o problemas en las válvulas de entrada. Detectar y reparar la fuga a tiempo es crucial para evitar mayores complicaciones y gastos innecesarios. 

Veamos entonces cómo poner solución a este tipo de problemas

Cómo arreglar una fuga de aire de la bomba:

  1. Limpia, lubrica y aprieta la junta tórica de la tapa de la bomba. 
  2. Aprieta los tapones de drenaje de la bomba.
  3. Prueba las roscas del tubo que entran en la bomba con crema de afeitar.
  4. Revisa las juntas tóricas del vástago y la tapa en las válvulas que ingresan a la bomba.
  5. Por último, revisa el flujo del nivel del agua hacia el skimmer.

3. Algas

Si no quieres que tu piscina parezca la de los cocodrilos en un zoo, te recomendamos altamente que eches siempre un ojo a las algas en tu piscina. La mejor manera de prevenir que prolifere una población de algas en tu piscina es cortando de raíz cualquier pequeño síntoma que sirva como acto de presencia. No obstante, también podemos actuar para frenar y acabar con un problema de algas. Veamos que hay que hacer en estos casos.

Cómo tratar algas en una piscina:

  1. Limpia todo residuo que haya en la piscina.
  2. Mantén un balance químico adecuado (pH, alcalinidad, calcio, etc.).
  3. Mantén el agua en movimiento constantemente.
  4. Aplica el tratamiento de golpe a tu piscina.
  5. Limpia con el cepillo a fondo.
  6. Retrolava hasta el punto que sea necesario.
  7. Aspira para eliminar todo resto que haya quedado de este proceso.
  8. Cepilla de nuevo la piscina.

4. Agua de piscina turbia

Si has puesto ya en marcha tu piscina y el agua está en movimiento constantemente, pero se sigue viendo turbia, no te preocupes. En un caso normal con el paso de las horas o de los días, tu bomba se encargaría de dejar el agua de la piscina cristalina. El problema es que no siempre sucede esto, pero no te alteres que traemos la solución para estos casos:

  1. Limpia toda la bomba.
  2. Limpia y cepilla a fondo toda la piscina para que no quede ningún resto.
  3. Haz un testeo del balance químico y, en caso de que sea necesario, vierte el producto que haga falta.
  4. Haz un seguimiento diario del balance.
  5. Mantén el agua en constante movimiento.
  6. Retrolava ​​sólo cuando el manómetro suba de 7 a 9 psi.

5. Manchas en la piscina

Encontrarse con manchas en las paredes de la piscina es uno de los problemas más típicos al abrir una piscina. Durante los meses que no has estado usando la piscina se han establecido nuevos inquilinos en ella, pero no por mucho tiempo. Veamos qué hay que hacer en estos casos: 

  1. Quita, aspira y cepilla bien la piscina para eliminar cualquier residuo o resto.
  2. Busca el equilibrio químico del agua (pH, alcalinidad total, calcio, etc.).
  3. Aplica una descarga eléctrica a la piscina para elevar el nivel de cloro a 10 ppm.
  4. Aplica el tratamiento de choque directamente sobre las manchas si tienes una piscina de yeso.

Deja una respuesta